WHAT'S NEW?
Loading...

Mesotelioma en estadio IV

Cuando a alguien se le diagnostica cáncer, los médicos deben actuar rápidamente para determinar cuánto ha progresado el cáncer, los tratamientos que se pueden usar y la esperanza de vida del paciente. Con el mesotelioma , este proceso debe realizarse lo antes posible, especialmente si se sospecha que el paciente ha progresado al mesotelioma en estadio IV.


Todas las formas de cáncer se "estadifican" de acuerdo con la extensión o progresión del cáncer. Una etapa inferior significa que se ha detectado temprano, y el paciente generalmente tiene un buen pronóstico para el tratamiento. La etapa IV, sin embargo, es la más avanzada; Los pacientes en la etapa IV tienen una larga y dolorosa lucha por delante. Para el mesotelioma, el sistema de estadificación más común utilizado es el sistema Butchart. El sistema Butchart describe el mesotelioma en etapa IV como un tumor metastatizado que se ha diseminado desde el punto de origen a otras partes del cuerpo, incluido el torrente sanguíneo. Mientras que el mesotelioma comienza en el tejido pulmonar y el revestimiento de los pulmones, en la etapa IV ha progresado a través de las cavidades torácica y abdominal (peritoneal) a los tejidos, revestimientos e incluso a los propios órganos. El corazón puede verse afectado, así como los ganglios linfáticos de todo el cuerpo.


Diagnóstico de mesotelioma en estadio IV

Los pacientes que reciben un diagnóstico de estadio IV generalmente tienen una esperanza de vida de cuatro meses a dos años. El mesotelioma se desarrolla durante décadas y, por lo general, no se detecta ni se encuentra hasta que el paciente ha progresado a la etapa III o IV. Los signos y síntomas de la enfermedad son similares a otras enfermedades y generalmente no son lo suficientemente graves como para justificar una prueba de cáncer, lo que permite que el cáncer progrese a etapas más mortales.


Tratamientos para el mesotelioma en estadio IV

El mesotelioma en etapa IV es terriblemente mortal debido al hecho de que el cáncer ha afectado el torrente sanguíneo. Las células cancerosas se transportan a través de la sangre y pueden llegar a cualquier parte del cuerpo que no haya sido afectada previamente. Algunos pacientes en estadio IV han tenido mesotelioma en el cerebro, el hígado y los huesos. Debido a su extensa progresión y presencia en el cuerpo, la cirugía generalmente no es una opción, ya que pone al paciente en riesgo y no será efectivo. Cuando un paciente alcanza el mesotelioma en estadio IV, tampoco tiene una salud muy buena en general, por lo que los médicos no quieren poner su cuerpo y su salud en un peligro mayor de lo que ya es. Las operaciones abren el cuerpo a posibles problemas, y el cuerpo necesita toda su fuerza para tratar el mesotelioma tal como es.


Los pacientes que reciben un diagnóstico de mesotelioma en etapa IV tienen opciones de tratamiento limitadas. Los tratamientos tradicionales, como la quimioterapia y la radiación, pueden llevarse a cabo para ayudar a reducir el tumor y aliviar el dolor, pero es posible que no eliminen el cáncer por completo, ya que está tan lejos en el cuerpo y el torrente sanguíneo, en cuyo punto nunca puede ser completamente erradicado Muchos pacientes eligen tratamientos para tratar el dolor en lugar del cáncer, como someterse a un procedimiento para eliminar la acumulación de fluidos en los pulmones, tejidos y abdomen, terapia de masaje y otros tratamientos no médicos. Los médicos y oncólogos trabajarán juntos para encontrar el plan de tratamiento adecuado para cada paciente con mesotelioma en etapa IV.